In Silico, Florence Gouvrit

red de imágenes y conceptos I

red de imágenes y conceptos II

palabra de bacteria I, Santiago Ortiz

palabra de bacteria y red de imágenes y conceptos

palabra de bacteria II

proyección palabra de bacteria

 

Juego Doble: dos ecosistemas

In Silico, Florence Gouvrit + Palabra de Bacteria, Santiago Ortiz

febrero 3 - marzo 27
Centro Cultural de España en México, México D.F.

con el apoyo del
Centro Multimedia, Centro Nacional de las Artes, México D.F.

 

Esta es la primera exposición de una serie de exhibiciones y eventos que organizan el Centro Cultural yla embajada de España en México a lo largo del 2005:

6 exposiciones, 12 artistas, 12 teóricos.

 

In Silico y Palabra de Bacteria conforman dos sistemas de vida artificial, dos ecosistemas enfrentados que se influencian mutuamente, influenciando y dejándose influenciar, además, por el espacio que habitan.

In Silico es un sistema de vida artificial que utiliza sistemas L, una técnica de generación de fractales basada en léxicos. Florence Gouvrit explora con esta pieza el imaginario de lo viviente, imitando con procesos algorítmicos formas orgánicas y "naturales" que nacen y evolucionan lentamente.

Palabra de Bacteria es un ecosistema en donde los organismos se comen unos a otros en función de su información genética: textos de una narración fragmentada. Por medio de la fagocitosis las bacterias roban a las otras su información genética y desarrollan una narrativa más larga.

Mientras que en In Silico al información genética codificada determina la estructura y la morfología de cada individuo, en Palabra de Bacteria el código genético determina la red trófica (quién se come a quién).

Ambas piezas son sonoras y son además sensibles al sonido. En la pieza de Florence los sonidos son generados por movimientos, contactos entre organismos y mutaciones; en mi pieza el sonido (locución) proviene de una bacteria seleccionada por los visitantes. Por otro lado, el sonido externo afecta los dos entornos, modificando el devenir evolutivo de los organismos.

De esta forma, los dos sistemas de vida artificial se modifican mutuamente y constantemente.

Ahora bien, el espacio de exposición, es decir, el espacio y los visitantes, conforma un tercer ecosistema que viene a ser modificado. Los visitantes vienen a divertirse, saciar curiosidad, aprender, disfrutar, confundirse, aburrirse... y, con su comportamiento, específicamente con su manifestación sonora, afectan sensiblemente a los organismos de las dos piezas.

El juego doble se convierte así en un juego triple.


Es posible acceder a una versión en internet de Palabra de Bacteria aquí.


 

Santiago Ortiz 2005
en moebio.com encuentras otros textos, piezas interactivas e información sobre exposiciones y talleres